Ermita de San Pedro

Se cree que es del s. XVI fue posiblemente D. Juan Ibáñez de Segovia quien mandó levantarla ermita, pues esta familia empezó su fortuna comerciando con el ganado lanar y ocupando puestos de importancia en la dirección de la Mesta.
Se trata de una pequeña y sencilla edificación realizada en piedra, con planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas. En su exterior destaca el pórtico de entrada, con viguería de madera sostenida por columnas de piedra.
La organización de la Mesta casino spiele provocó online casino la construcción de la ermita de San Pedro, patrón de los pastores, situándola lo más próxima a la Real Cañada Occidental Soriana en las afueras de Mondéjar de donde se abastecían los trashumantes.
El día de San Pedro, los pastores celebraban su fiesta en la ermita, elegían a sus representantes, trataban sus asuntos y cambiaban, si procedía, de patrón del ganado.
Después de la Guerra Civil de 1936 estuvo unos años usándose la ermita como almacén de paja.
En 1985 se realizó el atrio de la ermita de San Pedro, que antes no existía, y el adecentamiento interior.